Los arquetipos de marca son esquemas de comportamiento, ideales y valores que asume una marca para mantener una mejor consistencia en su forma de comunicar y actuar. Esto es muy útil para generar una sensación de familiaridad y cercanía con su audiencia. Además que facilita la creación de un “tono de voz” que le permite diferenciarse de la competencia. 

Psicoanálisis y marketing

Los arquetipos se originaron con la teoría del inconsciente colectivo del psicoanalista Carl Jung. El creía que hay modelos de personalidad o comportamiento que son inherente en los humanos sin importar la época o la cultura a la que pertenezcan. Hoy en día se ha interpretado esta teoría para crear 12 modelos de personalidad que se creen son reconocibles y generan lazos emocionales entre las marcas y las personas.

Rebelde

Las marcas rebeldes son las que buscan cambiar algo que para ellos necesita una transformación radical. A menudo son pensadores poco convencionales que pueden desarrollar nuevos enfoques de vanguardia.  Les gusta desafiar el status quo y motivar a otros a pensar y actuar de manera diferente.

Cuidador

Las marcas cuidadores son las que buscan proteger a otra persona de un potencial peligro o incomodidad. Naturalmente compasivas, cariñosas y dedicadas, disfrutan demostrando su apoyo y pueden motivar a otros a dar un mejor servicio o cuidado. Por lo general, son buenas respondiendo a necesidades prácticas que hacen un poco más sencillo el día a día.

Inocente

Los marcas inocentes son optimistas por naturaleza que buscan ayudar a otros a pasar momentos amenos y disfrutar la vida. Idealistas, alegres y esperanzados, a menudo demuestran perseverancia frente a obstáculos y motivan a otros a confiar en que todo saldrá bien al final. Su objetivo es buscar la felicidad y aliviar a las personas del estrés de la vida.

Héroe

Las marcas heroicas buscan enfrentarse a desafíos retadores y superarlos para probar su grandeza o capacidad. Con determinación, orientación al logro y concentración, disfrutan demostrando una actitud ganadora y, a menudo, pueden motivar a otros a alcanzar sus metas. Por lo general, esperan conseguir inspirar a otros para que estos se esfuercen por alcanzar una mejor versión de sí mismos.

Creador

Las marcas creadores pretenden conseguir  que nuevas ideas tomen forma. Naturalmente expresivas, originales e imaginativas, disfrutan demostrando su inventiva y, a menudo, son capaces de motivar el pensamiento creativo en los demás. Por lo general, se sienten entusiasmados y desafiados por las oportunidades para expresarse o promover nuevas ideas.

Hombre común

Las marcas tipo hombre común quieren ayudar a otros a sentirse acogidos y apoyados. Como un buen vecino, este tipo de marcas actúan empáticamente y sin pretensiones buscando dar una mano con problemas prácticos.   Son buenas haciendo sentir a los demás parte de una comunidad. Su objetivo es alivianar la carga de las personas ordinarias y/o hacerlos sentir parte de algo más importante.

Explorador

Las marcas exploradoras son aquellas que te invitan a ir en busca de lo desconocido. Independientes, auténticas y curiosas por naturaleza, son buenas para transmitir un sentimiento de libertad y autorrealización. Desean que las personas vivan experiencias arriesgadas que les permita descubrir nuevas cosas sobre sí mismos.

Amantes

Las marcas amantes son las que consiguen que las personas formen profundos lazos emocionales. Muchas veces ayudan a los individuos a resaltar sus dotes especiales para ser apreciados por otros. También pueden crear espacios, experiencias o plataformas para crear vínculos. Naturalmente apasionados y emotivos, pueden manejar un tono seductor aunque no es su única presentación.

Gobernante

Las marcas del tipo gobernante son las que buscan demostrar liderazgo y poder. Suelen facilitar a las personas el orquestar situaciones complejas y / o usar su influencia para hacer que las cosas funcionen mejor. Naturalmente seguros, competentes y responsables, disfrutan demostrando su inteligencia y motivando a los demás a mantener altos estándares. Por lo general, buscan proyectar un alto estatus y dominio de una situación.

Sabio

Las marcas tipo son las que encuentran las respuestas a grandes preguntas. Naturalmente inteligentes, conocedores y reflexivos, demuestran el valor de pensar las cosas detenidamente y motivan a otros a buscar la verdad. Por lo general, ayudan a las personas a ampliar sus conocimientos y/o a entender situaciones complejas.

Mago

Las marcas mago son las que trabajan para ver una visión hecha realidad. Naturalmente intuitivos, perspicaces e inspiradores, de crear cosas y experiencias que parecieran imposibles. Desean provocar en las personas una sensación de asombro y fascinación y hacerlos sentir que todo es posible.

Comediante

Las marcas comediante son las que buscan hacer disfrutar a las personas a través de experiencias divertidas e ingeniosas. Naturalmente graciosas, irreverentes y originales, suelen expresarse de formas que entretienen a otros. Su objetivo es despreocupar a la gente y hacerlos pasar un buen rato.

¿Cuál es el indicado para mi?

Seleccionar un arquetipo para tu marca puede ser un proceso confuso por eso dejamos aquí algunas indicaciones que podrían guiarte:

1. Que sea auténtico

Busca un arquetipo que se sienta natural, que responda honestamente a la forma de ser, actuar y pensar de ti y tu equipo de trabajo. Esto les facilitará el actuar con consistencia y evitará crear comunicación que se sienta forzosa.

2. Que sea diferente

Una gran personalidad es la que nos permite sobresalir. Por eso, busca hallar aquella que no esté siendo usada dentro de la categoría de tu marca e incorporará para resaltar.

3. Que se parezca a tu audiencia

Entender la personalidad de tus clientes, sus aspiraciones y sueños, te permitirá escoger un arquetipo que hable su mismo idioma, con el que se puedan identificar y con el que se quieran asociar.